¿Qué papel desempeñan las actividades de interceptación legal en el trabajo de los servicios de inteligencia, los organismos encargados del cumplimiento de la ley y sus centros de monitorización?

Recopilación de información por parte de los organismos encargados del cumplimiento de la ley

Una herramienta crítica y esencial, usada para la aplicación de la ley por los servicios de inteligencia, con el fin de luchar contra delitos graves, como el terrorismo, el abuso infantil o el crimen organizado, es el análisis de las comunicaciones sospechosas. 

De acuerdo con los organismos encargados del cumplimiento de la ley, en casi todos los países del mundo se interceptan datos de telecomunicaciones de sospechosos relacionados con delitos serios, terrorismo, crímenes informáticos y otras actividades del crimen organizado. Tras la recepción de una orden judicial, los proveedores de servicios y operadores de redes suministran datos de comunicación a los servicios de inteligencia y a los organismos encargados del cumplimiento de la ley. Los denominados centros de monitorización son herramientas de estas instituciones en las que se analiza en detalle esta información (como trabajo forense).

El análisis de los datos interceptados proporciona una idea general a los departamentos informáticos de los encargados de la aplicación de la ley acerca de organizaciones y relaciones sospechosas, al igual que información específica y evidencia acerca de actos criminales ya cometidos o en planificación.

Requisitos de calidad de interceptación legal y datos interceptados

La interceptación legal y el software de monitorización tienen que cumplir elevados estándares técnicos para asegurar la efectividad de la inteligencia en telecomunicaciones. 

Los requerimientos de los organismos pertinentes incluyen:

  • Generación de una copia completa, no alterada, de los datos originales de comunicación
  • Envío seguro, en tiempo real, a los centros de monitorización de los organismos encargados del cumplimiento de la ley
  • Envío por separado del contenido de comunicación (CC) y de sus metadatos (información relacionada con la interceptación o IRI)
  • Los datos cifrados por la red o el proveedor se deben enviar en texto plano
  • Sólo se debe suministrar la información sujeta a interceptación legal puesto que es necesario garantizar la privacidad de los datos de los demás abonados

Además de estos requisitos orientados a los datos, una solución de interceptación legal tiene que cumplir con las siguientes exigencias técnicas:

  • Los datos se deben interceptar en tiempo real en redes complejas, incluso, posiblemente, en rutas de redes que cambian durante la misma sesión
  • Todo el proceso debe ser indetectable para el usuario interceptado
  • Los datos se deben almacenar con seguridad en las instalaciones de los organismos encargados del cumplimiento de la ley
  • El centro de monitorización debe proporcionar las funciones de análisis requeridas por los organismos específicos encargados del cumplimiento de la ley

Sistemas de interceptación legal y dispositivos de mediación 

Los dispositivos de mediación de un sistema de interceptación legal llevan a cabo todas las tareas relacionadas con el envío de la información interceptada al centro de monitorización del organismo encargado del cumplimiento de la ley. Esto significa que los datos requeridos sólo se han de suministrar al centro de monitorización de la agencia autorizada. La mediación incluye la conversión y el mapeo de los datos interceptados, recibidos en los formatos, protocolos e interfaces apropiadas, como requiere el servicio de inteligencia y la policía.

Centros de monitorización

Los datos de comunicaciones interceptadas se envían a los servicios de inteligencia, policía y otros organismos encargados del cumplimiento de la ley por medio de interfaces estandarizadas como ETSI o ANSI. En sus centros de monitorización, posteriormente, los datos se procesan con el fin de ayudar al trabajo de investigación. Los centros de monitorización permiten a los organismos encargados del cumplimiento de la ley el análisis en función de sus necesidades de la información recabada. Por ejemplo, ésta se correlaciona para detectar implicaciones que, de otra manera, no se descubrirían, o se transforma en gráficos que permiten visualizar ciertos patrones de conducta de los objetivos interceptados.

Debido al siempre creciente tráfico de datos de comunicación y al aumento de los servicios de telecomunicaciones conectados globalmente, el análisis de los datos interceptados es una fuente imprescindible de investigación para los organismos encargados del cumplimiento de la ley. Por esta razón, los sistemas de interceptación legal desempeñan un papel importante en el trabajo de la policía, servicios de inteligencia y otros organismos encargados de velar por el orden. En nuestros días, la interceptación legal es una parte esencial del conjunto de herramientas de que se dispone para luchar contra el crimen organizado.